9 Razones para demostrar por qué tu negocio necesita una web

9 Razones para demostrar por qué tu negocio necesita una web

necesita una web

Acabas de abrir un pequeño negocio. Has pensado en todo y no te falta ningún detalle en la tienda. Además, eres un experto en el producto que vendes porque lo has estudiado con el tiempo hasta que decidiste arriesgarte. Pero, no tienes ninguna presencia en Internet. Piensas que no necesitas tener una web si lo que vas a vender es mobiliario infantil. Te estás equivocando. Aquí te vamos a mostrar por qué necesitas una página web.

Las razones que te demuestran porque tu negocio necesita una web

Vamos a darte hasta nueve razones del porqué necesitas una página web para tu negocio. Te aseguramos que al principio estarás reacio. Vamos que piensas que para ti no es necesaria la presencia, ya tienes una Fan Page y una cuenta de Instagram. Con eso es suficiente ¿tú estás realmente seguro?

1.- Buscamos todo por Internet: Posicionamiento en Google

necesita una web

Admítelo; tú también lo buscas todo por Internet. La realidad es que cuando necesitamos saber algo de inmediato, acudimos a Google o a cualquier otro buscador y tecleamos lo que necesitamos. En menos de un segundo se nos aparecen cientos de web.

Ahora imagina que una familia está buscando la decoración de su primer hijo. Irá a Google y tecleará: “tienda de muebles Castellón”. Vaya, tu magnífica tienda está en Castellón pero al no tener página web no te han podido encontrar. Tu posicionamiento en Google es inexistente. Puede que aparezcas por la página de Facebook, pero no te han encontrado. Quizás hayas perdido una posible venta. Aún no te convences ¿verdad?

2.- Credibilidad y confianza

Todos tenemos algún perfil social en esto del social media. Por eso decidiste crear una página de Facebook y pasarla a todos tus amigos. Tienes unos 300 “like” lo cual está genial. Además, en tu Instagram, una de las redes más visuales, cada día tienes uno o dos seguidores nuevos. Es fantástico.

Ahora te preguntamos ¿cuántas veces te preguntan el precio de tus muebles? ¿Te han preguntado ya dónde estáis exactamente? ¿y la dirección de la web? Pero tú no tienes una web a donde dirigir a tus clientes potenciales. Les das mucha confianza porque estás ahí cuando puedes respondiendo a sus demandas pero ellos siempre necesitan más.

Cuando buscan el nombre de tu empresa en Google tan solo le aparece la dirección de Facebook y se quedan extrañados de por qué no hay una página con más información. ¿Y si necesito preguntar algo o ver si este armario puedo comprarlo en blanco? Si tuvieras una web esas dudas de los clientes que estás perdiendo quedarían solucionadas. Esto de la confianza te ha dejado pensando ¿verdad?

3.- Información de calidad

newspaper-943004_640

 

Con perfiles en redes sociales los usuarios se quedan incompletos, les falta algo. En la era de la comunicación 3.0 el tipo de usuario de todas las áreas está ávido de información. Va a querer saber absolutamente todo lo que se desarrolle en tu negocio.

Una página web te da la posibilidad de que expliques a tus clientes quién eres, qué haces y por qué eres tan bueno en lo que haces. Da sensación de seriedad, de negocio consolidado y sobre todo, información, que es lo que más necesitamos los usuarios. ¿Por qué comprarte a ti y no a la tienda de la esquina? Piénsalo.

4.- Accesibilidad=Fuente de Clientes=Amplitud de mercado

¿Sabías que muchos clientes se desplazan de ciudad para realizar sus compras? Es sencillo, si veo algo en Internet que me gusta y está cerca de mi lugar de residencia, voy a por ello.

Muchas veces saltamos de página a página web casi sin darnos cuenta. El tener tu página web es tener un escaparate de tu tienda física en el mundo online. Podrían verte usuarios de tu ciudad, pero esos probablemente sepan que estás ahí. Lo realmente increíble de todo este universo de digital es que tu nicho de mercado aumenta potencialmente.

Hasta tu web pueden llegar leads de cualquier parte del mundo que estuviera interesado en los muebles y la decoración infantil. Ya sabes que en los negocios siempre hay un lema: “en cualquier parte está la oportunidad de negocio”.

Gracias al posicionamiento en Google es mucho más fácil localizarte. Si tuvieras una web optimizada correctamente para SEO, el antiguo Google Place, o el ahora Google My Business te colocaría en un mapa al teclear “tienda de muebles Castellón”. Y las ventas subirían generando muchos más beneficios.

5.- Ahorro de dinero

necesita una web

Y tú dirás: “claro, ahorro de dinero si una web es carísima”. Estás confundido, los precios del diseño de las páginas web es muy variable y siempre va en función de lo que vayas a necesitar. Estamos seguros de que tú no necesitas una web de 4000€ si no, ya la tendrías.

El ahorro de dinero viene determinado porque, previo desembolso de la cantidad que estipules con tu diseñador, el mantenimiento de la página es muy barato. Además, muchos de los posibles clientes que tengas en las redes sociales dejarán de atosigarte con preguntas sobre los colores de los muebles si los redireccionas hasta tu sitio web. Ya no te preguntarían dónde estás, a qué hora abres, cuando te vas de vacaciones…

Estarás por tanto ahorrando tiempo, y todos sabemos que el tiempo es dinero que podrías invertir en otro tipo de asuntos.

6.- Una página web siempre está abierta

Sí, una página web siempre está disponible para cualquiera que desee acceder, los 365 días del año, los siete días a la semana. No te imaginas la cantidad de usuarios que pueden visitarte un domingo por la tarde para enterarse de tus últimas ofertas o rebajas.

7.- Tu competencia tiene una página web  

Esto no es algo que te digamos nosotros para convencerte. Es algo que puedes comprobar por ti mismo buscando en Google los nombres de las empresas con las que compites y te darás cuenta de que tienen una página web donde se están publicitando mientras tú tienes un cartel luminoso con el nombre de tu negocio.

Estaría bien que echases un vistazo a las web de tu competencia, estamos seguros de que eso terminaría de convencerte.

8.- Publicidad gratuita

necesita una web

Sí amigo, para vender algo tuyo nada como tú mismo. Estamos a favor de seguir repartiendo folletos. Esto es algo que en marketing siempre se ha hecho y ha tenido grandes resultados. Lo conocemos como una de las estrategias de outbound marketing. Pero imprimir folletos en buena calidad cuesta dinero.

En cambio, en una página web puedes colgar todo lo que se te antoje sin que te cueste nada. Ya la has pagado previamente ¿no? 😉

9.- Tu identidad

En ocasiones tener una identidad propia dentro de una empresa es muy complicado. Partamos de la base de que los mejores embajadores de tu identidad de marca son tus propios clientes.

Piensa todo lo que quieres transmitir con lo que estás ofreciéndole al público. Prácticamente todos partimos de la misma base al vender: que se lleven tan buena sensación que quieran volver cuando necesiten algo similar a lo que ofrezco. Entonces ¿cómo diferenciarte? ¿qué tienes tú que no tengan los demás si todos buscáis una buena experiencia en el usuario para garantizar un reembolso económico?

Una página web te ayudará a tener tu propia identidad transmitiendo exactamente cualquier sensación que te hayas propuesto. Haznos caso, necesitas una web.

Has llegado hasta aquí y ya no está tan claro que tu negocio de muebles infantiles no necesite una web. Si te hemos puesto en la duda, nosotros podríamos darte otros nueve motivos más si tú lo necesitas. Solo tienes que preguntarnos. Hasta la semana que viene. Ah! y no olvides que ahora mismo lees desde una página web 😉

[icegram campaigns=”2291″]

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp