Cómo la jerarquía visual en el diseño web puede mejorar la experiencia de usuario.

Cómo la jerarquía visual en el diseño web puede mejorar la experiencia de usuario.

La jerarquía visual es una de las claves del diseño, y da a los lectores un sentido de cómo consumir el contenido, desde el inicio hasta el final, usando pistas visuales. Pero son varios los factores a tener en cuenta para crear una buena jerarquía en tu diseño web: el tamaño, el color, la posición de elementos, el contraste, la armonía, etc. son elementos que se combinan entre sí. ¿Quieres saber más?

Tal y como mencionamos en post anteriores, el diseño web es una parte estratégica fundamental para llegar a nuestro público. Tener una página mal cuidada o con contenido y elementos desordenados, puede reducir el tiempo que el usuario permanece en la web y perjudicar la relación que tengan con nuestra marca.

Además, nuestra página web es nuestra carta de presentación, nuestra cara, nuestra imagen, y el objetivo es que nuestros clientes, o futuros compradores, obtengan la mejor experiencia de usuario tanto dentro como fuera de la web.

Una de las funciones más importantes de la jerarquía visual es establecer un punto focal, mostrar al espectador dónde está el contenido relevante, la información más valiosa. Desde este punto, irán distribuyéndose el resto de elementos de la página. De esta forma vamos guiando a nuestros lectores hacia el contenido que más nos interese mostrar.

La organización de elementos gráficos en el diseño web

Diseño web

  • Punto focal:

Según explica Adobe, todas las culturas leen de arriba abajo, y la mayoría de izquierda a derecha, por tanto hay que tener en cuenta la forma en la que organizamos los elementos de acuerdo a estos parámetros de lectura.

Como comentábamos anteriormente respecto al punto focal, la posición en el diseño web es muy importante a la hora de dirigir la atención hacia donde nos interesa que se fijen los lectores.

Todos los diseños necesitan una estructura, organización y composición. Tanto en diseño como en fotografía, la regla de los tercios es una buena técnica para ordenar los elementos de manera atractiva.

Esta coloca el punto focal desplazado del centro para dar dinamismo a los elementos, dividiendo el espacio del diseño en una rejilla con tres líneas horizontales igualmente espaciadas y tres líneas verticales. El punto focal se colocará en una de las líneas o en uno de los cuatro de las intersecciones.

regla-de-los-tercios-en-diseño-web

Por otro lado, sabemos que aquellos elementos que se ubiquen en el centro tienen mayor importancia que los situados en las barras laterales y un slider de gran tamaño situado en la posición más alta de la web es sin duda el elemento más destacable, por lo que la información principal la situaremos ahí.

  • Tamaño:

Al crear una página web con un gran tamaño, el espaciado puede ser una alternativa elegante. Si aumentamos el tamaño de una imagen o un texto con respecto al resto de elementos se reducirá el ruido visual y se creará un concepto más claro de lo que queramos transmitir.

Y al contrario, a los elementos de diseño que no son tan importantes se le puede quitar énfasis al reducir su tamaño para que sean menos visibles. Muchas veces, menos es más.

el-tamaño-en-el-diseño-web

  • Color:

El color en el diseño web es otra herramienta importante para captar la atención de tu público objetivo. Ciertos colores nos ayudan a crear un ambiente diferente.

Existen diversos estudios sobre la psicología del color: el azul y el verde son colores fríos, que transmiten serenidad, mientras que el rojo, amarillo y naranja, más cálidos, son más agresivos e invitan a la acción. Por otro lado, existen colores más neutros, como si elegimos el blanco, el gris o el negro, que transmiten seriedad, profesionalidad o elegancia.

En cuanto a la saturación, El uso de colores brillantes o apagados (ya sea por sí mismos o en conjunto) puede ser una manera estratégica de crear contraste en el diseño.

Dependiendo de lo que queramos transmitir tenemos que tener en cuenta esta psicología del color para crear una buena composición. Ya que al mezclar temperaturas de color, especialmente aquellos con alto contraste, podemos atraer más la atención de nuestro target.

diseno-web-el-color

  • Cuerpo de texto:

Una vez tengamos la parte gráfica  no nos podemos olvidar del cuerpo de texto. Para organizarlo, los diseñadores web usan etiquetas para encabezados (h1, h2 y h3, o lo que es lo mismo Título 1, Título 2 o Título 3) para indicarnos el orden de lectura e importancia del contenido y facilitar así la lectura.

La forma en la que se presenta el texto también es muy importante para seguir atrayendo a los usuarios. Es muy importante ofrecer un contenido estructurado y con buena legibilidad.

Por eso, cuando hacemos un repaso visual por el texto (normalmente en forma de Z o F) nos hacemos una idea de si el artículo será interesante antes de lanzarlos a la lectura e invertir más tiempo en el contenido.

Con relación al tamaño del texto, la escala es muy importante. Para crear una jerarquía diferente, los tamaños deben tener una variación diferente en relación con las otras fuentes de la página.

Al igual que ocurre con las imágenes, se puede jugar con la orientación del texto para darle énfasis y destacarlo del resto de elementos. Inclinar, modificar o alterar la forma en la que se presenta el texto puede lograr este efecto.

diseño-de-texto-web

  • El espacio:

Otro recurso a tener en cuenta es el espacio. Es tan importante dejar suficiente espacio entre elementos como que la composición no carezca de ellos. Los espacios en blanco ayudan a que el contenido sea más fácil de leer, y la falta de estos puede suponer un problema de legibilidad que afecte a la experiencia de usuario de tu web.

Por último, el tipo de fuente, es otro elemento importante a valorar. Os invitamos a leer nuestro post sobre las diferentes técnicas existentes en tipografía para analizar la importancia de este elemento en el diseño de tu web.

Hasta aquí nuestro análisis sobre los elementos que influyen en el diseño web y la importancia de establecer una jerarquía visual entre ellos.

Esperamos que os hayan servido de ayuda estos consejos. ¡Hasta la semana que viene!

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *