Definir una estrategia SEO

Para iniciar correctamente un trabajo de posicionamiento en buscadores (SEO) es fundamental definir una estrategia, acordada con el cliente, sobre los objetivos a alcanzar. Dicha estrategia debe basarse en 4 conceptos previos:

1.- Auditoría de la situación actual de la web de dicho cliente.
2.- Conocer el sector en el que nos movemos y la calidad de los resultados de búsqueda.
3.- Identificar un número determinado de palabras o términos clave que expliquen el servicio/producto que ofrece la web del cliente.
4.- Definir de manera realista los objetivos pretendidos.

Una vez tenemos afianzados estos 4 pilares, tendremos una superficie de trabajo sólida, conocida y limitada. A partir de entonces podremos actuar dentro de la página web y en su entorno. Y lo haremos sin deriva, con un fin concreto cuyos avances se irán viendo paulatinamente.

No significa “éxito” en un determinado espacio de tiempo, ya que influyen muchas variables ajenas tanto a la labor SEO como al sector de referencia del cliente e incluso al cliente en sí mismo y a su actividad, pero significa un desarrollo completo de la labor de posicionamiento de la web en internet.

Invertir en posicionamiento en buscadores o invertir en marketing en buscadores. SEO frente a SEM.
¡Vaya decisión! Si hacemos lo primero, obtendremos resultados más válidos y unos clientes más fieles, pero más a medio y largo plazo.

Si hacemos lo segundo, es decir si compramos espacios en los resultados de búsqueda de los buscadores (ya sabes, en la parte derecha de los resultados de búsqueda), podremos tener accesos a nuestra web inmediatos, aunque menos fiables y probablemente menos sensibles a nuestras propuestas.

Como en muchos otros asuntos, el término medio seguro que es el más inteligente pero si por algo hay que apostar de verdad es para que nuestra presencia en los buscadores y los resultados de las búsquedas de los usuarios coincidan de manera “natural”.

Cuando un usuario busca algo en un buscador (Google, Yahoo, Live…) y le aparecen un montón de opciones que reflejan por completo o en algunas partes lo que está buscando, y se fija en nuestro resultado,  le hemos ganado; pero si además, cuando clicka en el resultado y accede a nuestro sitio web, encuentra lo que buscaba, le hemos fidelizado, es decir, volverá más veces. Y eso es lo que se pretende, NO una visita casual, sino que el usuario considere esa web como referencia para ese caso concreto que buscó en cierta ocasión.

En fín, decisión difícil que muchas empresas deben tomar. El beneficio asentado frente al beneficio rápido. El posicionamiento natural o SEO frente al marketing en buscadores o SEM.

Comparte